ABERCROMBIE comunica con los sentidos!!

Abercrombie & Fitch siempre ha sido referente en marketing sensorial, como comenté en el último post, el marketing sensorial se centra en los cinco sentidos del consumidor vista, tacto, oído, olfato y gusto, de como como el consumidor se comporta en la tienda y la actitud hacia la marca creando notoriedad, imagen y fidelidad.  

0dad9ba6344f11e2b3f322000a1f96e5_7

Antes de entrar en Abercrombie ya genera expectación a través de su peculiar perfume que inunda toda la calle. Una vez que te acercas la tienda está siempre ubicada en edificios espectaculares ya sea en la Quinta Avenida de Nueva York, en la londinense Savile Row o en pleno barrio de Salamanca en Madrid.

01decbd4336311e2a0c812313810584f_7Como sucede con otras marcas americanas como Apple o Starbucks, las colas en las puerta de sus establecimientos no son casualidad. Estas empresas consiguen crear lazos de identificación con sus clientes, donde son más que clientes: son parte de la marca. No todo el mundo puede llevar A&F porque, a pesar de ser ropa bastante sencilla y con un diseño muy deportivo, es cara y exclusiva.

28b72dce6dff11e28a2c22000a9f15d9_7

51f98b08335511e2be6a1231380f7d58_7Y no solo eso, alrededor del edificio te encuentras dependientes guapos o modelos que te invitan a entrar con el torso desnudo diciéndote, “Hey, what’s going on?”.

c1d7afa6338011e2a94522000a1fbc56_7Traspasar la entrada supone adentrarse en un mundo de compra bastante distinto. En el momento que entras parece que te encuentras en una discoteca mas que a una tienda, con música a todo volumen, casi a oscuras, con luz enfocada solo en la exposición de ropa, haciendo del producto el único protagonista. Espacios reducidos, una baja iluminación, la música alta, y el perfume, participan en romper los códigos de resistencia del comprador y generar un estado de disfrute, que unido al hecho de ser una compra social y de grupo, activa el deseo de posesión. Y para facilitarlo, la accesibilidad al producto es total.

7bf5c584518211e2af0122000a1fbc9e_7

3614b91c83d711e28b3522000a1f9867_7Lo que busca Abercrombie no sólo fomentar la compra sino comunicar una imagen de marca divertida, joven, diferente, de estilo y espontanea. Con este fin se despliegan por la tienda numerosos vendedores que simbolizan la estética y valores de la marca, animados a participar en la creación de un entorno optimista. Para ello, y cada vez que te cruzas con un vendedor, repite la frase “hey, what’s going on?”, ya estés en la primera planta y sea la primera vez que la oyes o estés en la tercera y la hayas escuchado quince veces seguidas. Tal vez un tanto cargante y artificial, pero todo forma parte del mensaje.

c7644e7e963211e294a422000a1f9874_75b0d1062959211e285e022000a9e51fb_7564f576e3bc011e2b4d922000a1fae83_7485426_10151332608270378_1997013345_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s